jueves, diciembre 15, 2005



El rol de la Iglesia Frente a la homosexualidad
La iglesia, en Chile, ha cumplido un rol fundamental en los diferentes aspectos de la sociedad (por ejemplo, en lo político). Si bien es cierto, la religión cristiana está inmersa, tanto consciente como inconscientemente, en las descisiones colectivas que conforman nuestra sociedad, hay ciertos ámbitos que influyen en la marginalización (ver Movilh) de las minorías sexuales, en este caso al homosexual. En otras palabras, la iglesia cumple un rol importante cuando nos introducimos en el campo del comportamiento sexual, como es el caso de la homosexualidad. Las descisiones que la iglesia toma influyen en el proceso histórico cultural relacionada a la forma de juzgar al homosexual. "En nuestra región las iglesias crisitanas mayoritarias (católicas, protestantes y otras) tienen un discurso que castiga la homosexualidad, especialmente si consideramos que las relaciones sexuales entre homosexuales no provocan sino que responder al placer" (1). La iglesia coloca al homosexual como un elemento destructurador del sistema, tal como las FFAA lo establece, pero le añaden el elemento espiritual basándose en los pasajes bíblicos que justifican este "anormalidad". "La iglesia, obediente al Señor que ha fundado y la ha enriquecido con el don de la vida sacramental, celebra en el sacramento del matrimonio el designio divino la unión del hombre y de la mujer, unión de amor y capaz de dar vida. Sólo en la realción conyugal puede ser moralmente recto el uso de la facultad sexual. Por consiguiente, una persona que se comporta de manera homosexual obra inmoralmente"(2). A lo largo de la historia la iglesia ha tenido un papel importante frente a la homosexualidad y la palabra inmoralidad es un concepto que se encuentre presente en el tema de la homosexualidad frente a la concepción cristiana. La iglesia debe tener cuidado con las palabras que utiliza, porque pese a que, segun su doctrina, la homosexualidad es antinatural, sus comentarios perjudican a estas minorías insitando a que la discriminación sexual siempre esté vigente, por ejemplo: "Sin embargo, la justa reacción a la injusticas cometidas contra las personas homosexuales de ningún modo puede llevar a las personas homosexuales de nigún modo puede llevar a la afirmación de que la condición homosexual no sea desordenada"(3). El concepto de "desordenado" implica que la comunidad católica observará al homosexual como algo negativo para la sociedad, pues cuando se indica que algo es desordenado se asocia con lo que no hay que hacer. Por ende, el prejuicio frente al homosexual es mayoritario en el mundo católico. Si bien es cierto, la iglesia sigue sus doctrinas no debería ser tan tajante cuando nos adentamos al mundo espititual. Como lo señala la Carta para los Obispos de la Iglesia Católica: "En el levítico 18; 22 y 20; 23, cuando se indican las condiciones necesarias para pertencer al pueblo elegido, el autor excluye del pueblo de Dios a quienes tienen un comportyamiento homosexual. teniendo como telón de fondo esta legislación Teocrática, San pablo desarrolla una perspectiva escatológica, dentro de la cual propone de nuevo la mismo doctrina, catalogando también a quien obra como homosexual entre aquellos que no entrarán en el reino de Dios"(4). La historia nos ha demostrado esta eterna discusión entre la iglesia y la homosexualidad. Nuestra intención es señalar que la discriminación hacia los homosexuales por parte de la iglesia influye en gran medida en la opinión de los integrantes que la conforman. la preocupación que nosotros tenemos es que la iglesia debería ser más flexible y más cuidados en emitir los juicios de valor que le atribute al homosexual, porque sus críticas contribuyen a la discriminación en vez de la integración a las diversidad sexual que se encuentra vigente en nuestra sociedad.
----------------
(1) : Ahumada Munita, Elena y Sánchez Soto, Carlos; Homosexualidad y Derechos Humanos; Programa de Educación y promoción Corporación Codepu; Santiago; 2000; p. 21.
(2) : Congregación de la doctrina de la Fe; Carta a los obispos de la Iglesia Católica sobre la atención Pastoral a las personas homosexuales 1ºde Octubre de 1986; Roma; p. 5. Esta carta está firmada por el aquél entonces Cardenal Joseph Ratzinger. El subrayado es nuestro.
(3): Idem; p. 8.
(4): Idem; pp. 4-5.

viernes, diciembre 02, 2005


Discriminación Homosexual en el ejército
La discriminación homosexual se puede encontrar en diferentes esferas de nuestra realidad social chilena. Es el caso de las FF.AA. cuya visión frente al homosexual no es justificable, puesto que sus explicaciones carecen de un análisis bien estudiado. "Cuando una persona con orientación homosexual es descubierta, se inicia una práctica de tormentos de distinto tipo, que van desde molestarlo y burlarse de él hasta maltratarlo y torturarlo. Las denuncias de situaciones de tortura, persecución y hostilidad en contra de homosexuales al interior de las instituciones armadas son comunes en Chile y en otras de América"(1). El ejercito de Chile en la entrada de este nuevo siglo considera al homosexual como un elemento desestructurador del sistema militar, “El militar, especialmente quienes ejercen el mando deben ser líderes, y por tanto buenos maestros que no deben perder oportunidad para transmitir sus experiencias a su subordinados. La función de enseñar debe estar presente en todas las actividades del militar […] Por tanto, no puede ejercer el mando quien no tenga virtudes, hábitos y conductas que no sean acorde a ese rol de maestro. Vale decir, quien tiene conductas desordenadas, -como lo es la homosexualidad- no puede ejercer el mando y, por ende, no puede ser militar”(2) ¿Por qué el homosexual tiene conductas desordenadas? Este pasaje nos parece grave, pues bajo este término "conductas desordenadas" es que se rechaza al homosexual, "La educación, como mecanismo de poder, tiene entre sus tareas crear modelos de hombres y de mujer"(3). Efectivamente, es el caso del ejército que se ve inmerso por estos mecanismos donde, como institución que vela por el orden, debe seguirlos. La discriminación del ejercito frente al homosexual (ver opinión del Movilh) se asocia a que la institución castrence asocia la homosexualidad con desorden y, por ende, el homosexual no puede estar presente en el los cuarteles, porque representa lo contrario a lo que proclama el ejercito, es decir, orden. "Si ser ser persona es extender la potencialidad al acto, entonces no podríamos excluir a los homosexuales de alcanzar ese desarrollo marginándolos de la participación en las instituciones"(4). Nuestra crítica frente a la opinión de esta instititución es tratar de demostrar que el ingreso del homosexual al ejercito no debería ser un desequilibrio para la armada. al integración del homosexual a las FF.AA. indicaría una apretura, una mayor democracia, en vez de uan discriminación, "Podemos afirmar que […] la búsqueda del placer, de la creación la autoformación son y han sido históricamnete metas prpias de nuestra especie. entonces, podemos aformar que tanto la sexualdiad como la homosexualidad son construcciones culturales humanas y no instintivas ni predeterminadas" (5) . Las conclusiones que nos expresa el Sr. Santelices nos parece poco seria: “no es posible que los homosexuales puedan ingresar al ejército, tiene relación con lo económico, la infraestructura militar está concebida para acuartelar hombre y mujeres y no homosexuales, por tanto su inclusión también implicaría la necesidad de construir dependencias para ellos (baños, dormitorios, etc), lo cual tendría un gasto adicional al país” (6).
------------
(1) : Ahumada Munita, Elena y Sánchez Soto, Carlos; Homosexualidad y Derechos Humanos; Programa de Educación y promoción Corporación Codepu; Santiago; 2000; p. 22. El subrayado es nuestro.
(2) : Santelices Cueva, General de Brigada Gonzalo; La homosexualidad y las FF.AA.; en Memorial del Ejército de Chile Nº473, Departamento Comunicacional de Ejército; Agosto 2004; p. 40.
(3) : Bustamante Tejada, Walter Alonso; Invisibles en Antioquia 1886-1996 una arqueología de los discursos sobre homosexualidad; La Carreta; 1º; Colombia; 2004; p.107.
(4) : [1] Flores Martínez, Carolina Marcela y Vega Díaz, Virginia Andrea; Discriminación por orientación sexual; Memoria para optar al grado de Licenciado en Ciencias Jurídicas; Universidad de Chile; Facultad de Derecho, Departamento de Derecho Civil; Santiago, Chile; 2004; p 48.
(5) : Ahumada Munita, Elena y Sánchez Soto, Carlos; Homosexualidad y Derechos Humanos; Programa de Educación y promoción Corporación Codepu; Santiago; 2000; p. 7.
(6) : Santelices Cueva, General de Brigada Gonzalo; Op.cit; p. 45.

jueves, diciembre 01, 2005


Aproximación a la homosexualidad en la historia
La historia como ustedes, estimados lectores, sabrán no es una. En otras palabras, la historia es un conjunto de infinitos puntos de vista, por ende: subjetiva. La historiografía en la entrada de este nuevo siglo puede discutir sobre homosexualidad sin ningún problema. Nostros queremos realizar una síntesis sobre la homosexualidad a lo largo de la temporalidad histórica para entender que a medida que el tiempo pasa se va construyendo la historia y se está reescribiendo. Como ya hemos establecido anteriormente, la homosexualidad siempre ha estado presente, y como tal es necesario introducirla en el mundo de la historia como disciplina.
La homosexualidad es un concepto que ha variado a lo largo de la historia, pues cada cultura es dinámica frente a la historia y cada sociedad es diferente en los diversos puntos de este mundo. En Grecia la homosexualidad no estaba sesgada, no era un tema a discutir, sino que estaba inmerso en la cotidianeidad (no utilizamos la palabra "normal" o "anormal" porque dicho concepto es muy discutible y muy subjetivo en el mundo académico). Pero, más allá de una homosexualidad, en la grecia clasica, era un bisexualidad, porque el heleno podía tener su esposa, pero a su vez su joven amante.
Ya en la entrada del primer milenio d.C los códigos culturales cambian, la homosexualidad se ve con ojos diferentes ( como en el primer siglo de nuestra era). El paganismo se ve subordiando frente al cristianismo, es decir, la sociedad se deben regir frente a las leyes que la presente religión señala. Nos podemos percatar, entonces, que en la edad media la homosexualidad no siempre fue catalogada como impropio (ver Homosexualidad en la edad media española) , "¿Qué es, pues, el hombre para la antroplología medieval? la criatura de Dios"(1). Efectivamente, el hombre del medio evo está sujeto a la estructura divina, es decir, tosdo sus actos van dirigidos a Dios, "El hombre medieval piensa dentro de la vida diaria en las mismas formas que dentro de su teología"(2). Adentrarnos al siglo XVI es extender el pensamiento medieval frente al homosexual como un sinónimo de acto contranatura. Esta breve síntesis de la homosexualidad desde el mundo heleno a la época moderna es para indicar dos puntos: a) la discriminació frente al homosexual depende del tiempo hsitórcio al cual nos referimos, porque no es lo mismo hablar de homosexualidad en el siglo IV a.C que que en el XVI d.C; b) la homosexualidad ha estado presente en la historia del hombre y negarla sería una gravedad.
----------
(1) : Le Goff, Jacques; El hombre medieval; Alianza Editorial, 2ª , Madrid 1995; p 14.
(2) : Huizinga, johan; El otoño de la Edad Media; alianza Editorial; Madrid; 1996; p. 325.

miércoles, noviembre 23, 2005




Realidad chilena:discriminación al hombre homosexual
En la alborada del siglo XXI las sociedades han realizado diversos progresos en todos los planos (económico, político, social, etc). El quedarnos con estas palabras sería una falta de conocimento enorme o no ver la realidad tal cual es. En otras palabras, la sociedad es un escenario de posciones positivas como negativas. Nosotros analizaremos este segundo término y es precisamente el caso de la discriminacion al hombre homosexual.
Efectivamente la discriminación no trae consecuencias positivas bajo ninguna forma. Este es el caso de la discriminación por orientación sexual, puesto que el hombre siempre estará bajo la mirada de las sociedad y la conducta sexual que tomará. Nuestro país (ver conferencia del Movilh) no es la exepción a esta premisa, “En Chile, el respeto a los derechos de hombres y mujeres homosexuales se vulnera cotidianamente de una forma hipócrita. Se aplican leyes y normas legales que no son explícitas en la condena a la homosexualidad, amparando de este modo situaciones de discriminación contra estas personas, especialmente en el ámbito del trabajo y de las libertades individuales"(1). Es preocupante el trato que la sociedad, sobre todo el hombre heterosexual, enmarca al homosexual como un ser despreciable, una persona que no debería estar integrado en la sociedad, un pieza que desajusta el puzle de lo "normal", de lo "natural", por ejemplo, "el adolescente, que se descubre diferente de los demás como consecuencia de su deseo, no entiende al principio qué le ocurre: en la educación que se le inculca no dispone de ninguna referencia cultural con la cual poder identificarse de una manera positiva, no puede sino experimentar el sentimiento de diferencia hasta el día en que, si no sofoca totalmente su deseo, le arrojan a la cara la etiqueta, que lo marcara para toda su vida: ¡marica!”(2) ¿Cuáles son las razones por qué se da este fenómeno? Una de ellas es porque la sociedad impone parametros del comportamiento sexual que deben seguirse, por ende, hay un lenguaje cultural que tiene una estructura. Cualquier opscición a ésta produce una desetructuración de la sociedad, "El hombre y la mujer llegan al mundo como tales y su comportamiento debe corresponder a esa realidad. la cultura le asigna a cad individuo una identidad de género por el lenguaje, éste determina al sujeto y una vez trazado ese límite es preciso evitar "ser" una cosa diferente"(3). El homosexual en Chile debe ser cuidadoso al momento de revelar su identidad homosexual al mundo, porque la sociedad tiende a preferir que el homosexual viva su sexualidad en privado y no abiertamente, tal como nos dice Elena Ahumada: "La sociedad obliga explícitamente e implicitamente a que las manifestaciones afectivas y/o eróticas de la homosexualidad se vivan en "privado", condenado moralmente, si no en forma legal, culaquier manifestación pública de ésta"(4) . La discriminación frente al homosexual es una discriminación que vertical, pues son sus politicas que regulan el sistema y la definicón de sexulaida y por ende, el comportamiento sexual que deberá tomar la sociedad, "How a society expresses its sexuality is a direct result of its political structure an ideology"(5)
-------------
(1) : Ahumada Munita, Elena y Sánchez Soto, Carlos; Homosexualidad y Derechos Humanos; Programa de Educación y promoción Corporación Codepu; Santiago; 2000; p. 17.
(2) : Nicolás, Jean; La cuestión homosexual; Fontamara; 1º, Mexicana; 1989; p 38.
(3) : Bustamante Tejada, Walter Alonso; Invisibles en Antioquia 1886-1996 una arqueología de los discursos sobre homosexualidad; La Carreta; 1º; Colombia; 2004; p.97.
(4) : Ahumada Munita, Elena; Ob.cit; p. 27.
(5) : Spencer, Colin; Homosexuality in History; Harcourt Brace & company; London; 1995; p. 395.

viernes, noviembre 18, 2005



Discriminación: un concepto para reflexionar

La discriminación ha estado presente a lo largo de la historia del hombre. Los grados de discriminación varían dependiendo de los proceso culturales en que nos situemos ¿que entendemos por discriminar? "Separar, discernir, distinguir. Segregar alegando diferencias raciales, sociales, sexuales, etc,"(1). Cada sociedad se ve enfrentada a ciertos parametros en donde separa a un grupo de otro, y es el caso de las minorías sexuales, a efectos de nuestro estudio, el del hombre homosexual. Efectivamente, la discriminación entra en rigor en las conductas sexuales que son contarias a la tendencia general de la sociedad y es aquí en donde entramos al ambito jurídico y a su interpretación frente a este concepto, "En torno a este tema, la doctrina jurídica moderna distingue, por una parte discriminación en sentido amplio y por otra; discriminación en sentido estricto. La primera de ellas, enfatiza la discriminación como vulneración del principio de igualdad, mientras que la otra consideración, apunta a discriminación como consecuencia de la aplicación de criterios de distinción prohibidos, esto es, distinguir sobre la base de cuestiones que son claramente irracionales y por ende odiosas a la naturaleza humana, por ejemplo, discriminar sobre la base de la raza”(2). La conducta sexual en nuestra sociedad entra a un fuerte crítica, las minorías son marginadas por una discriminación absurda y, entonces, nos preguntamos ¿por qué? Michel Foucault nos comenta, "La causalidad en el sujeto, el inconsciente del sujeto, la verdad del sujeto en el otro que sabe, el saber en el otro de lo que el sujeto no sabe, todo eso halló campo propicio para desplegarse en el discurso del sexo"(3). La sociedad está pendiente de los comportamientos sexuales que el otro tiene. La complejidad del concepto de discrimnación nos hace reflexionar sobre este reschazo y la concecuencia que trae frente a la orientación sexual, en otras palabras, la marginalidad del homosexual masculino no es más que un rechazo frente a lo que no es considerado "normal" por la sociedad.

--------------------------
(1): Gran Diccionario Enciclopédico Ilustrado; Grijalbo; Barcelona; 1998; p 601.
(2): Flores Martínez, Carolina Marcela y Vega Díaz, Virginia Andrea; Discriminación por orientación sexual; Memoria para optar al grado de Licenciado en Ciencias Jurídicas; Universidad de Chile; Facultad de Derecho, Departamento de Derecho Civil; Santiago, Chile; 2004; p 10.
(3): Foucault, Michel; Historia de la sexualidad: la voluntad del saber; volumen I; Siglo Veintiuno; 1º edición; Buenos Aires, Argentina; 2002; p. 88.

domingo, noviembre 13, 2005


Conservación de la Masculinidad: Heterosexulidad v/s homosexulidad
Las pautas de comportamiento de una sociedad varían a lo largo de la historia. Por ejemplo, durante el imperio romano la gente se deleitaba por las matanzas en los famosos coliseos como algo común, cotidiano. La sociedad sigue ciertos patrones de conductas de acuerdo al contexto histórico-cultural en que viven.

Nos pareció interesante desarrollar este punto por una pregunta bastante inetresante que realiza Verónica Undurraga en su ensayo Cultura y diversidad de formas de vida: La homosexualidad ¿Por qué es común que los hombre heterosexuales se sientan agredidos cuando los mira una gay? Este planteamiento tiene estrecha relación con un concepto que mide las pautas sobre el comportamiento del hombre, es decir, la masculinidad. Las formas de conducta de como debe ser el hombre tienen sus bases en la historia, pues la masculinidad al igual que muchos comportamientos de la sociedad son construcciones culturales, La historiadora Elizabeth Badinter plantea que la identidad masculina genética y biologica no garantiza una forma de ser y aparecer en el mundo, y es la cultura la que enseña unos modelos que deben ser aprendidos por los hombre"(1). El modelo masuculino no solo presiona al hombre heterosexual a seguir ciertas pautas morales, sino que el salir de esos marcos establecidos, por pequeño que sea, es colocar en juego tu masculinidad y , por ende, tu hombría, "El poder esencialmente, sería lo que dicta al sexo su ley. Lo que quiere decir, en primer término, que el sexo es colocado por aquél bajo un régimen binario: lícito e ilícito, permitido y prohibido. Lo que quiere decir, en segundo lugar, que el poder prescribe al sexo un "orden" que a la vez funciona como forma de inteligiblidiad"(2) .

La masulinidad se ve estereotipada, producto del choque entre dos conductas sexuales diferentes, es decir, el heterosexual y el homosexual, en donde el primero ejerce una relación de poder rechazando en todos sus ámbito al homosexual, pues "Cuando un gay mira a un hombre heterosexual lo está rebajando a la condicón de mujer"(3). está poniendo en tela de juiciio su masculinadd. En otras palabras, en Chile, que es nuestro lugar de estudio, el machismo proyesto una masculinidad estereotipada produciendo una discriminación y, por ende, una marginalización del homosexual. Dicha discriminación la analizaremos en las siguientes páginas.

---------------

(1) : Bustamante Tejada, Walter Alonso; Invisibles en Antioquia 1886-1996 una arqueología de los discursos sobre homosexualidad; La Carreta; 1º; Colombia; 2004; p.15.

(2) : Foucault, Michel; Historia de la sexualidad: la voluntad del saber; volumen I; Siglo Veintiuno; 1º edición; Buenos Aires, Argentina; 2002; pp. 101-102.

(3) : Undurraga Valdés, Verónica; Cultura y Diversidad de Formas de Vida: La homosexualidad); p. 2.

jueves, octubre 20, 2005


Historia del Género
El estudio sobre la historia abarca una diversidad de enfoques que hacen de nuestra disciplina, más interesante. Es el caso de esta página cuyo enfoque se centra en la historia del género, pero ¿qué es género? "el género es un elemento constitutivo de las relaciones sociales basadas en las diferencias que distinguen los sexos y […] es una forma primaria de relaciones significantes de poder"(1) . Efectivamente, la sociedad se distingue por una interrelación entre el sistema binario (hombre/mujer) el cual trata de desarrollar un orden jerárquico y, por ende, hay una dialéctica entre ambos sexos por el control de la sociedad. Joan Scott nos comenta, "Los sistemas de género, sin importar su periodo histórico, son sistemas binarios que oponen el hombre a la mujer, lo masculino a lo femenino, y esto, por lo general, no en un plano de igualdad sino en un orden jerárquico" (2).
La historia del género tiene como objetivo estudiar, comprender y analizar tanto el hombre como a la mujer al interior de un contexto histórico-cultural, pues al ubicarlos en este escenario sus relaciones pasan a ser integrales. No existe la historia del hombre o de la mujer por si sola. La historia es sistémica y funcional, es decir, una red confusa de un ir y devenir de problemáticas y un sinfín de convergencias que la sociedad experimenta en su diario vivir . Nuestra intención es analizar las variantes del hombre, en este caso, la homosexualidad masculina y respondernos la siguiente pregunta: ¿por qué se rechaza al homosexual? ¿es acaso por su "anormalidad"? ¿o es a caso que el heterosexual siente que pierde su masculinidad al estar cerca de un homosexual?
La homosexualidad se encuentra en los marcos de los proceso culturales, la diferentes miradas que se emiten en cuanto a este tema son tan subjetivas y tan múltiples por el simple hecho de ser un fenómeno histórico-cultural, “El concepto de cultura al cual me adhiero (…) denota una norma de significados transmitidos históricamente personificados en símbolos, un sistema de concepciones heredadas expresadas en formas simbólicas por medio de las cuales los hombres se comunican, perpetúan y desarrollan su conocimiento de la vida y sus actitudes con a ésta”(3).
En el caso de los estudios de género en Chile son escasos. Este enfoque historiográfico no es común en Chile, pero se está abriendo paso a nuevos investigadores (ver también Memoria Chilena) que desean introducir el estudio del género en la historia. Como es el caso de la Universidad Católica. El género corresponde a un enfoque que integra las problemáticas del hombre y de la mujer. La historia del género no sólo es interesante como objeto de estudio, sino que se preocupa del comportamiento historico cultural del hombre y de la mujer, pues nuestro mundo es una interrelación de ambas partes y no podemos apartarle del estudio histórico.
--------------------
(1): Scott, Joan; El género: una categoría útil para el análisis histórico; en Lamas, Marta; El género: La construcción cultural de la diferencia sexual; Porrúa; Mexico; 1996; p. 289
(2): Idem; p. 32
(3): Geertz, C; The interpretation of culture; Nueva Cork; Basic Books Inc, 1973, p. 89 en Chartier, Roger; El mundo como representación; Gedisa; 1º Barcelona; 1992; pp. 42-44.